miércoles, noviembre 15, 2006

REFLEXIONES SOBRE LA RESISTENCIA CIVIL PACÍFICA

Alfredo Acosta

Todos hemos aprendido algo sobre la Resistencia Civil Pacífica, como resultado indirecto de los últimos acontecimientos electorales en nuestro país. El personaje por excelencia de la resistencia pacífica Mahatma Gandhi se convirtió en un icono por sus espectaculares resultados contra el gobierno encabezado por los Ingleses en la India. En América las luchas por los derechos de las minorías afroamericanas con su máximo representante Martin Luther King, abrieron una brecha que ha tardado décadas en consolidarse pero ha tenido grandes avances, aún cuando le costó la vida junto a centenares de conciudadanos. H.D. Thoreau también en EUA emprendió una lucha personal contra su gobierno, a través de la desobediencia civil (dejando de pagar impuestos), como protesta por su oposición a la invasión norteamericana a nuestro país.

Las luchas de resistencia en la historia, se han caracterizado por su oposición al poder ejercido con brutalidad, a la injusticia, al autoritarismo y a la irracionalidad. Han tenido por objeto resistir a un ente todopoderoso y avasallador, pero no invencible. Durante la 2a. Guerra mundial las huestes de la resistencia francesa (no pacífica, pero sì representativa) no aspiraba a derrocar a los Nazis, sino sobrevivir ampliando sus bases, ganando pequeñas batallas y la autodefensa clandestina, al final lograron la victoria. La autoridad moral y la fama ganada por Gandhi a nivel no solo de su país, sino a nivel internacional le permitieron lograr la suficiente presión como para obtener la victoria sobre el poderoso imperio inglés.

En México, la resistencia pacífica tuvo experiencias discretas con resultados poco representativos contra el sistema priísta, la “dictablanda” (como la denominara el escritor peruano Mario Vargas Llosa) mantuvo el control mediante la represión y el autoritarismo por más de 70 años. Salvador Nava en San Luís Potosí protagonizó grandes luchas hasta su muerte. Con Manuel Clouthier al frente, los panistas (aún cuando ahora les avergüence reconocerlo) llevaron a cabo actos de resistencia, a veces no tan pacífica, con toma de un aeropuerto internacional, cierre de carreteras y puentes fronterizos y hasta bombazos, como lo confiesa en sus Memorias Luís H, Álvarez.

Sin embargo la lucha más representativa esta en proceso, el escandaloso fraude maquinado por el “gobierno del cambio” panista, nos ha llevado a enfrascarnos en una lucha pacífica a través de la resistencia civil. La historia nos ha demostrado que para llevar estas causas a buen puerto, se requiere de un liderazgo ejemplar y estamos seguros que la figura de AMLO cumple con creces el objetivo, tenemos líder para mucho más.

Las de la resistencia civil pacífica, han sido luchas en donde la difusión, la ampliación de sus bases y la educación política han sido fundamentales, por esa razón los “blogs” han sido tan importantes en esta lucha, en donde la obtención de la información imparcial y objetiva, se ha convertido en una acción casi clandestina. Por esa razón es importante mantener una permanente y continua labor de aprendizaje que fortalezca nuestra cultura política.

La Resistencia Civil Pacífica no es el “derecho al pataleo”, es un movimiento de reivindicación de nuestros derechos y por la dignidad, es una lucha por el respeto, por el derecho a la información, por mantener la unidad en la lucha por la verdadera democracia.

¿Cuales son las expectativas a futuro?, no tengo la respuesta, los hechos consumados con la “legalización” de los resultados electorales, nos lleva a pensar que la lucha será larga y debemos prepararnos. Los primeros resultados de Resistencia Civil Pacífica iniciada con los Campamentos en Reforma – Zócalo, nos demuestran que estas acciones no fueron un error, hemos levantado la voz y hemos comenzado a obtener el respeto de los actores del fraude.

Comenzamos a ver los primeros frutos del Boicot, que no es venganza, es un grito “para que se estén quietos”, parafraseando a AMLO. La ilegal participación en la pasada elección de las empresas que ejercen el poder fáctico no debe repetirse, deben comenzar a respetarnos, y que les quede claro que como consumidores somos los que tenemos el poder, el poder económico que es lo que detenta su fuerza, si se los permitimos.

¿Pero es eterna la Resistencia Civil Pacífica?, considero que no, de la misma manera que los campamentos cumplieron su ciclo, también la resistencia deberá transformarse en algún momento. La toma del poder de nuestro Presidente Legítimo el próximo 20 de noviembre, y el intento del Pelele de gobernar, traerán consigo un nuevo panorama en nuestro país y deberemos adecuarnos a las nuevas circunstancias. Deberemos dejar paso a las decisiones de la Comisión de Resistencia Civil de la Convención Nacional Democrática, la disciplina será fundamental para lograr mantener la unión y la fuerza del movimiento. Por lo pronto la solidaridad y la participación en la Resistencia Civil Pacífica será un compromiso que debemos cumplir.

No hay comentarios.: