sábado, noviembre 11, 2006

Los Moneros de la Jornada

Final del túnel
Aumada




El Pecado
Helguera





Es que no dicen bien las cosas
El Fisgón





Ahora si va en serio
Rocha



Los moneros

CCE, empezó a cobrar factura.

carlos acosta córdova

México, D.F., 10 de noviembre (apro).- Luego de los servicios prestados a Felipe Calderón durante la campaña electoral, y que fueron definitivos en el “triunfo” del panista –sobre todo la campaña para infundir miedo en la población, afirmando, como lo hacía el PAN, que Andrés Manuel López Obrador era un peligro para el país--, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) empezó este viernes a extender la factura correspondiente a quien el Tribunal Electoral declaró presidente electo.

En efecto, el CCE le entregó a Calderón un documento de 13 cuartillas –“Propuestas del Consejo Coordinador Empresarial para el Lic. Felipe Calderón Hinojosa, presidente electo de México”-- en el que, con el pretexto de sugerirle a aquél estrategias para lograr un mayor crecimiento económico, le presenta, más bien, un pliego petitorio que huele más a un cobro por servicios prestados.

No es poco lo que quieren los empresarios organizados cupularmente. En primer lugar le piden al gobierno federal que no les siga estorbando ni entorpeciendo sus actividades; que debe entender que “su función expresa es la de facilitar el funcionamiento de los mercados y elevar la productividad de la economía”. No más.

Y detallan lo que “debe” hacer el gobierno: eliminar trabas burocráticas para la creación y desaparición de empresas; simplificar todas las regulaciones oficiales, desde el pago de impuestos hasta trámites ante el IMSS, importaciones y exportaciones; simplificar el régimen fiscal y reducir el número de tasas impositivas; instrumentar cambios en los regímenes laboral y de salud para facilitar la transición de trabajadores y empresas de la informalidad a la formalidad; aplicarse en darle competitividad a los costos empresariales (bajar precios de bienes y servicios públicos) y, en fin, establecer “criterios para promover el funcionamiento de los mercados”.

También quieren que el gobierno les abra las puertas para tener juego libre en el campo de los energéticos, pues “el alto costo y la falta de calidad (de éstos) impacta negativamente la competitividad de la industria”. Y dan la fórmula (es decir, lo que piden): “Para contribuir a la competitividad energética (es necesario) crear un mercado en que se determinen precios, se puedan establecer contratos a plazos razonables y se cuente con alternativas de abasto”.

Pero para eso, por supuesto, “se requiere establecer las condiciones que permitan el desarrollo de un mercado competido en el sector”. No lo dicen con todas sus letras pero, en otras palabras, lo que siempre han querido es parte del pastel que se llevan solos Pemex y la Comisión Federal de Electricidad. Camuflan su pretensión así: “La clave radica en liberalizar las restricciones a la comercialización interna y a la importación de todos los productos energéticos”.

En su larga lista, los empresarios incluyen abatir la excesiva normatividad para las transacciones de comercio exterior, para poder importar y exportar con manga ancha, aunque se lastime a los productores nacionales; eliminar restricciones para la participación de inversión extranjera; renovar el régimen laboral y concebir la reforma en ese campo, como la construcción de un régimen laboral dirigido “a la protección de las personas y no a la preservación de empleos”.

Con particular interés incluyen la vieja demanda empresarial –que se ha ido cumpliendo puntualmente en las últimas décadas-- de reducir el tamaño del sector público. Dicen los empresarios en su documento:

“El gobierno entrante debe también predicar con el ejemplo y hacer una contribución al crecimiento sustentable reduciendo su propio tamaño. Hay un número de oficinas públicas, incluidas dependencias y bancos de desarrollo, y un sinnúmero de programas que pudieran ser eliminados para disminuir el costo presupuestario”.

Es la añeja petición de desaparecer las secretarías de Turismo, Reforma Agraria, Bancomext, Banrural, entre muchas otras instancias del gobierno federal.

Y para sorpresa de propios y extraños, el CCE –aunque más como descargo de conciencia, por las campañas abusivas contra López Obrador-- retoma una de las demandas reiteradas del perredista: la “reducción de privilegios en el Ejecutivo”. Y como si fuera escrito por el equipo del excandidato de la coalición Por el Bien de Todos, apuntan:

“El gobierno entrante debe adoptar una política de reducción de privilegios de altos funcionarios, incluida una disminución en la compensación de todos los altos niveles y la eliminación del beneficio de automóviles y choferes, con excepción de secretarios y subsecretarios”.

Salvo esta última petición, los empresarios podrán estar seguros de que todo se les cumplirá. Y la razón es sencilla: el gobierno de Felipe Calderón apunta sus baterías en la misma dirección: más juego a la IP en la conducción de la economía, más achicamiento del sector público y menos injerencia del gobierno en la actividad económica.

Ya lo dijo Agustín Carstens, próximo secretario de Hacienda: “El gobierno no puede solo”.

La responsabilidad del pueblo

Por María Teresa Jardí

Antes, aquí también, como acaba de ocurrir en el gobierno encabezado por Bush con Donald Rumsfeld y como sucederá, todo parece indicar, con Cheney, ante la exhibición de descontento de la sociedad por la comisión generalmente reiterada de hechos delictuosos cometidos por funcionarios públicos o gobernantes incluso de primer nivel, con excepción de la del Presidente de la República, que en México se convirtió en un dios, aunque haya saltado a la vista desde el principio que los presidentes también tienen los pies de barro y lo anterior simplemente se haya debido a un mejor manejo de la política, se sacrificaba al sujeto en cuestión separándolo de la cartera donde había cometido, digamos, la trapacería.

Y el pueblo se quedaba convencido de que había sido escuchado, incluso cuando a menudo --los menos eran los casos en los que se mantenía congelado al sujeto en cuestión-- se le premiaba con una embajada o con una beca millonaria para que estudiara en el extranjero viviendo como un rey en tanto esperaba cómodamente las condiciones para su regreso, cuando no de plano se le nombraba asesor del que lo quitaba, generalmente con un salario incluso mayor que el que antes recibía.

Funcionaban con el PRI, cuando era el partido único en el gobierno, una especie de reglas no escritas que significaron el avance de la corrupción que impera, desde luego, pero que mantuvieron al pueblo sometido a los designios del Presidente de la República a lo largo de más de medio siglo.

El iniciador de la marcha atrás en esas reglas del juego fue Zedillo al meter a la cárcel al hermano del expresidente saliente para cubrir un mal manejo, de ambos, siendo ambos economistas, digamos, de la economía. Zedillo, con ese hecho, que no fue ni su único ni su más grave error a la luz del Poder Judicial que hoy no tenemos, no hay que olvidar el golpe de Estado a la Suprema Corte de Justicia que hoy se vende, desde la cabeza, al mejor postor, convirtió la procuración de justicia en venganza y acabó también con lo poco que quedaba de la Procuraduría General de la República.
Es decir, el pasado deja sentados precedentes que son difíciles de revertir en el futuro que siempre es nuestro presente.

Pongo otro ejemplo que creo que puede servir para aclarar lo que quiero decir. Marcial Maciel, el fundador de los Legionarios de Cristo, fue un pederasta protegido por el Vaticano y por la jerarquía de la Iglesia Católica en México, por años y años, incluso después de hacerse pública la primera denuncia en contra de sus crímenes horrendos, cometidos a base de abusar sexualmente de menores sobre los que tenía la custodia y eso generó, o contribuyó a generar, la doble moral que en los jerarcas y entre los fieles de alto nivel, como Abascal, impera.

Maciel pagaba para que, los que podían pararle los pies se hicieran de la vista gorda y debido a esa, digamos, compra-venta, es como la Iglesia Católica hoy está llena de pederastas y de protectores de violadores de niños.
Se corrompió la Iglesia al conocer y no actuar como debía segregando y denunciando ante la justicia ella misma a ese impresentable fulano de sus filas.
Y cómico es, aunque sea tan vergonzoso, que el Cardenal Rivera, pasto de caricaturas, se rasgue las vestiduras porque la Asamblea del Distrito Federal, tardíamente, legisla para revertir una reiterada injusticia al no reconocer los derechos y obligaciones entre las parejas homosexuales, en medio de las graves acusaciones de pederastia que lo involucran, de entrada, como protector de delincuentes probadamente comisores del crimen de violar menores, lo que además significa corromper a futuro a esos menores, quizá, no a todos, seguramente no a los que denuncian, pero sí a muchos que se convertirán en la misma cosa y que tolerarán las mismas corruptas conductas.
Y de que estas conductas, digamos, impropias, se generalicen, somos responsables los pueblos.

El yanqui, al votar por Bush, a pesar de su padre, con la Guerra del Golfo y sus muchas víctimas en el haber de ese padre también asesino hasta la náusea. Y doblemente culpable es el pueblo gringo al haber permitido que se le impusiera con un fraude, y más culpable aún al haber votado para reelegirle.

Y ni qué decir del pueblo mexicano, al que los oaxaqueños nos están poniendo el ejemplo de cómo deben actuar los pueblos, lo que se entiende muy bien por otros pueblos de la tierra, pero no todavía de manera generalizada por el mexicano.

Es inconcebible que los poblanos permitan que Mario Marín siga gobernando ese lugar, a pesar de que no deben sentir ningún respeto por ese sujeto, presumo, mal de la cabeza estará quien sienta respeto por quien se sabe, públicamente, que es llamado, por otro sujeto igual de impresentable, amigo de pederastas como Succar Kuri, "mi góber precioso", quizá, también, sentirá, por Marín como visto está que siente por Ulises Ruiz, respeto, Norberto Rivera, quien tampoco es concebible que siga como Cardenal de la Diócesis más importante de nuestra República y seguramente lo sentirán Fox y Abascal y, sin duda, Maciel, por lo que no deja tampoco de ser inconcebible que las escuelas de los Legionarios, que van de jardín de niños a cada vez más universidades, sigan teniendo alumnos sin que los padres, por lo visto se horroricen.
Es decir, los canallas existen y existirán mientras el hombre exista.

Pero los pueblos, y aunque generalizo, me refiero también a los pequeños conglomerados involucrados en casos concretos, son responsables de que las canalladas se prolonguen fomentando la existencia de nuevos canallas. Siempre pueden decir ya basta y el ejemplo invaluable del pueblo oaxaqueño es que están enseñándonos a todos a decirlo de manera pacífica y ese es el aporte también del movimiento ciudadano que alrededor de AMLO se aglutina.

!!Sufragio Efectivo No Imposición!!

Los Moneros del Universal

Nueva relación
Omar





Punto semifinal al sexenio
Carreño



Los moneros

ASIMETRÍAS - Fausto Fernández Ponte

Fin de Sexenio

I

En los casi 56 años de ejercicio del periodismo de este escribidor jamás he sido testigo de un fin de sexenio tan patético como el que los mexicanos estamos viendo desarrollarse ante nuestros incrédulos ojos.

Y no sólo es un fin de fiesta patético, sino también tristísimo, secuela de una vorágine de descrédito y desprestigio del Presidente de la República que, en el caso, es aún Vicente Fox.

Don Vicente es el protagonista central de un drama que no sería tragedia --como lo es-- por sus expresiones de comedia macabra. Es la tragedia de un hombre sin conciencia de su propia tontez. Y memez.

Y, secuencialmente, es, en igual vena, la tragedia también de México. Nuestra historia da fe fidelísima de presidentes bufonescos,

ignaros, sin sentido común y con el juicio descarriado.

Este drama es personal --el de don Vicente--, pero compartido, por la altísima investidura de este hombre, por todos los mexicanos. Este personaje jamás comprendió la naturaleza real de dicha investidura.

Esa degradación --a nuestro ver, espectacular-- de la más alta investidura, la de la Presidencia de la República, fue una constante peligrosísima en la actuación de don Vicente en estos seis años.

No huelga señalar que esa degradación de la investidura es parte del acervo vivencial colectivo de los mexicanos. Es parte insoslayable de nuestra propia psique social y, por ello mismo, histórica.

Ello es un verismo. El presidencialado del señor Fox es parte de nuestra historia. Y, como tal, ésta nos plantea desafíos que tal vez la inmensa mayoría del total de mexicanos no registremos ni veamos.

II

El principal de esos desafíos es el de, primero, discernir cuáles son las lecciones de la historia --de este trozo sexenal de nuestro devenir-- y, segundo, cómo aplicar esas moralejas.

Ello, empero, no significa que todos los mexicanos somos insensibles a esas lecciones que nos ofrece la historia. Una minoría --la más marginada-- ha identificado esos desafíos.

Y les está saliendo al paso, mediante movilizaciones sociales de resistencia civil pacífica. Subráyese que esas movilizaciones populares no tienen precedente en la historia de México.

De ello nos dan cuenta las protestas contra el fraude electoral del 2 de julio pretérito, hecho el cual escapa a la semántica legalista, pero queda atrapado en la red de imperativos morales.

Y está Oaxaca. En ese estado el pueblo se ha insurreccionado ante el poder establecido desde hace generaciones por el capricho de una plutocracia insensible, arrogante, egoísta y cínicamente voraz.

Las movilizaciones sociales son legado del señor Fox contra la imposición de un Presidente espurio y la insurgencia civil oaxaqueña son legado irresponsable del señor Fox. Acercó la candela a la yesca.

El fraude electoral --cenit de un golpe de Estado-- emblematiza el desempeño ignominioso, de negación misma del anhelo democrático de los mexicanos. Tuvimos un pierrot decorativo en Los Pinos.

Pero ese pierrot no nos hizo sonreír ni reír. Su pintoresquismo banal disfrazaba mal --hasta en eso había ineptitud-- insensibilidad y la ausencia de oficio político y sentido de la historia.

III

Este drama personal del señor Fox --el del llamado efecto Alicia, por su equivalencia a la obra de Lewis Carroll, Alicia en el País de las Maravillas-- es nuestro propio drama.

El espectáculo deprime el alma nacional. Un Presidente de la República que ha resultado ser, desde el vero primer día de su mandato, un fiasco. Por inepto. Y por corrupto. Y por enfermo.

Sí. Don Vicente es, a la luz de sus conductas públicas una persona que padece una obvia enfermedad mental, estrujado por las garras de la dependencia emocional y profundas inseguridades.

Esa dependencia emocional se ha traducido en una dependencia con respecto a un medicamento --el Prozac-- cuyos efectos son causales de controversias en los círculos de la ciencia médica.

Así es. Las controversias acerca del aludido medicamento devienen de sus secuelas: altera la capacidad para registrar, discernir y entender la realidad y el entorno inmediato y mediato.

El señor Fox --y la traumática experiencia sexenal vivida-- son castigo a nuestras propias cortedades, la mayor de las cuales es nuestra pereza civil a asumir nosotros mismos nuestro destino.

Don Vicente fue creado por la mayoría de nosotros. Una mayoría tan insegura como él. Tan dependiente como él. Tan sometida a temores como él. Esa mayoría cree en lo increíble: que alguien la salvará.

ffernandezp@diariolibertad.org.mx

ffernandezp@prodigy.net.mx

http://elgritodelpueblo.blogspot.com

Glosario:

Ignaro: que no tiene noticias de las cosas.

Memez: cualidada de memo. Tonto, simple, mentecato.

Pierrot: persona cuyo vestido en un espectáculo o fiesta remeda el de Pierrot, personaje de la comedia del arte, que llevaba amplio traje blanco con grandes botones y gorguera.

!!Sufragio Efectivo No Imposición!!

Las identidades de Calderon

Video de "La otra tele" de la Jornada.

Desfiladero, Jaime Avilés

Bombas a la medida

¿Para llamar la atención de EU hacia Calderón?

¿Guerrilla contra las empresas, o los ciudadanos?

A la clínica del odio se le agravan los enfermos

Uno de los analistas políticos más antiguos del consorcio que encabezan Emilio Azcárraga y Bernardo Gómez pidió desde su flamante columna periodística en un tabloide a colores que la Policía Federal Preventiva, palabras más palabras menos, disuelva ya, pero a balazos, el movimiento de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), toda vez que, y ahora sí la cita es textual, "las bayonetas se mellan pronto".

¿En qué momento los consejeros de la derecha se volvieron fascistas frente al creciente y notable descontento de la población? ¿Son esas las recomendaciones que le susurrarán al oído al nuevo "príncipe"? Queda claro que diagnosticar el odio como enfermedad social no basta para remediar ni frenar su avance. Esta peligrosísima dolencia, convertida ya en epidemia, brotó en el país a partir de un virus inoculado por la derecha, un veneno que médicos charlatanes le recetaron a los pudientes como supuesto antídoto contra aquello que les infundía terror cerval: el proyecto alternativo ­y sobre todo, la persona misma­ de Andrés Manuel López Obrador.

Dicho de otro modo, el odio nació del miedo y sólo produjo más odio que engendrará más miedo y más odio, alimentando así una espiral infinita que seguirá girando hasta que, tal vez, el país reviente, para lo cual mucho no falta. La devastación de los últimos equilibrios políticos y sociales que quedaban en pie será calificada por los historiadores de mañana como el verdadero legado de Vicente Fox y de su "gobierno" (sic) "de, por y para empresarios".

En este contexto, la noche del jueves, Televisa omitió toda mención a la denuncia que Julieta Egurrola hizo el miércoles ante el demacrado Fox, para exigir la libertad de los presos políticos de Atenco, el castigo a los violadores de las mujeres ultrajadas en aquella acción brutal y la presentación inmediata de las 61 personas que han sido secuestradas y desaparecidas en Oaxaca por la PFP, el Ejército y los pistoleros de Ulises Ruiz Ortiz, gobernador que no gobierna pero con gran facilidad asesina y para el cual los intelectuales de Televisa exigen ya ­claro, no desde la pantalla y los micrófonos de Televisa­ que el chacal permanezca en su palacio aunque para eso el poder tenga que ametrallar hasta ahogar en un lago de sangre a sus opositores.

No cabe duda: cuando la televisión deja de ser un instrumento de represión sutil y amable ­que domina a millones de cerebros con futbol, melodramas y chismes­ las clases dominantes recurren a formas de control más directas. Por eso, en Oaxaca ­donde, carcomido por la demencia, Fox ya no tiene nada que ver, y su secretario de Gobernación sólo flota de muertito para llegar al primero de diciembre­, la batalla del Estado mexicano contra un pueblo libre y digno parece en realidad el sangriento ensayo general de una nueva guerra sucia, de dimensiones nacionales, contra los amplios movimientos ciudadanos que repudian a Felipe Calderón en todo el país.

Por ello, nada más oportuno resultó a los preparativos de una posible cacería de brujas contra las bases de apoyo de López Obrador que la irrupción de cinco organizaciones político-militares en la convulsionada escena política del final del sexenio con los "bombazos" del pasado lunes, en tres puntos del Distrito Federal, y uno más en la propia capital oaxaqueña, que le cayeron de perlas a Calderón.

En primer lugar, para atraer la atención de la Casa Blanca hacia México en vísperas del primer encuentro de George WC Bush con el oscuro viajero del pelelicóptero. En segundo, le prestaron un espléndido servicio a la ultraderecha al anunciar que lanzarán ataques en contra de 40 empresas que se oponen a la democratización del país, lo que en el terreno de los hechos beneficia a los partidarios de la persecución contra el pueblo, pero también a los dueños de esas firmas, que desde julio resienten el boicot de millones de ciudadanos y que no han tenido rubor para quejarse públicamente de las pérdidas económicas que están sufriendo.

De lo anterior se desprende que si tales amenazas llegaran a convertirse en agresiones materiales contra fábricas, restaurantes o tiendas, todos los sectores del pueblo que participan activa y pacíficamente en el exitoso boicot serían criminalizados por las autoridades, una perspectiva que sólo fomentaría la desmovilización. Y por lo tanto, la simple idea constituye un grave error.

Sin poner en tela de juicio la existencia y las razones morales de grupos que creen en el camino de las armas como único recurso para combatir a un régimen que ya no sirve sino para empeorarlo todo, lo cierto es que los autores de las explosiones contra un banco extranjero, un edificio público y la sede de un partido que, por cierto, no es el del "gobierno" federal, tienen que demostrarle a la opinión pública su independencia de los publicistas de Calderón que fueron capaces de todo en materia de calumnias, mentiras, desvergüenzas y engaños con tal de robarse las elecciones del 2 de julio.

Ofrecer un programa de acción que, en principio, sólo ayudaría a los voraces y aventureros miembros del entorno calderónico está lejos de ser, para una guerrilla "revolucionaria", la mejor manera de probar su compromiso con el pueblo al que dicen querer apoyar en su lucha por la democracia, la justicia y la transformación del país.

Quieren el Auditorio

Como este espacio lo anticipó el sábado anterior, Calderón y Fox quieren que la entrega-recepción de la banda de tres colores sea en el Auditorio Nacional. Cuando se vaya al rancho (¿o a una mental house?), el de las botas y los vetos (legislativos en su contra) le dejará sobre el escritorio el decreto para devolverle a la Iglesia el Claustro de Sor Juana, el ex templo de Santa Teresa y los ex conventos de San Antonio Abad y Montserrat que, tratando de eludir a la justicia estadunidense que lo busca por encubrir a un pederasta, el cardenal Norberto Rivera ya creía haber recuperado en pago de tantos servicios que le prestó en el sexenio a la pareja presidencial.

Yo mera: El Auditorio, Querétaro, El Congreso ¿?¿?¿? La resistencia ahí estará

Ni unpaso atrás

Entrevista con Flavio Sosa "La APPO está cuestionando las formas tradicionales de hacer política"

x Hernán Ouviña/Rebelión - [06.11.10 - 02:11:00]

Flavio Sosa es uno de los integrantes de la “dirección colectiva provisional” de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca. A pesar de ser en estos momentos de las caras más visibles de la APPO, insiste en reconocer que “el nuestro es un movimiento de bases y no de líderes”. Lo que sigue son algunos fragmentos de una larga conversación que mantuvimos con él -junto a otros compañeros- en el plantón instalado en la emblemática plaza de Santo Domingo, bastión de la resistencia comunera en Oaxaca.



¿Cómo nace la APPO?

Desde la época prehispánica existe en Oaxaca una gran tradición de asambleas. En las comunidades indígenas la asamblea popular es la máxima autoridad. La APPO nace pretendiendo ser una asamblea de asambleas, que contemple a los zapotecos, a los mixtecos, a los mixes, y a los restantes pueblos originarios, incluso al pueblo negro. Surge como un ejercicio de democracia de los distintos pueblos, comunidades y organizaciones que tienen interés en participar en el movimiento.

¿La APPO está integrada por 350 organizaciones?

Sí. En un primer momento participaron desde organizaciones comunitarias y de barrio, pasando por sindicatos y frentes, hasta organizaciones de la sociedad civil, incluso uniones de profesionistas. Por eso decimos que la APPO tiene muchos perfiles. Del 10 al 12 de noviembre se va a llevar a cabo nuestro primer congreso fundacional, para darnos una estructura orgánica y más solidez en cuanto a una plataforma de principios. En un primer momento, la APPO es una respuesta popular ante una agresión que sufrió el magisterio, y para la búsqueda de un objetivo común que es la salida de Ulises. Posteriormente, va madurando la idea de no solamente buscar la caída de Ulises Ruiz Ortiz, sino también de ir transformando las condiciones de vida que tenemos, y sentando las bases de una nueva relación sociedad-gobierno. En esta perspectiva se han realizado sucesivos ejercicios de discusión muy interesantes, con la participación incluso de intelectuales, académicos, religiosos, y miembros de otros organismos, en donde se ha debatido qué reformas necesita Oaxaca, y hacia dónde tiene que caminar el tipo de gobierno que queremos. Este es como un carril en el que corre la APPO. El otro carril es la lucha callejera, que finalmente está convirtiéndose, además de en un movimiento pacifista, en un movimiento que ha tenido capacidad de responder ante agresiones como las que sufrimos por parte de la Policía Federal Preventiva (PFP).


¿Por qué se cambio el nombre de Asamblea Popular del Pueblo, en Asamblea Popular de los Pueblos (en plural)?

Esto fue a principios de septiembre. Le pusimos de “los pueblos” porque había una gran crítica. Nosotros le llamamos “asamblea popular” al espacio donde discutimos en la comunidad. ¿Dónde se debaten y dónde se deciden las cosas del pueblo? Pues en la asamblea popular. Luego se hizo una reflexión y decidimos que no podía ser “del pueblo”, sino “de los pueblos”, porque somos muchos pueblos, muchas etnias. Tenemos distintas raíces y por lo tanto diferentes perfiles.

¿Cómo surgió su dirigencia colectiva y que relación mantiene con las bases?

La dirigencia surge de una asamblea general que se realiza el 20 de junio. Es una dirección que le llamamos “colectiva provisional”. Ahora vamos a tener un congreso, donde intentaremos darle un carácter más definitivo a esta dirección. Tendremos una representatividad tanto por parte de las regiones, como de las organizaciones más activas del movimiento, porque hay distintos niveles de participación. Hay quienes están momentáneamente, se retiran un poco, y luego vuelven a participar cuando hay marchas o plantones. La participación varía según el compromiso y las posibilidades de cada organización. Hay organizaciones muy localizadas en determinadas regiones, entonces les cuesta mucho trabajo estar permanentemente en la ciudad. Oaxaca está muy disperso geográficamente. Por ejemplo, para llegar al Istmo (de Tehuantepec) tenemos que viajar 10 o 12 horas, lo mismo que para llegar a la Sierra. Por eso no puede haber dirigentes permanentemente a nivel central. Se han hecho distintos esfuerzos, pero aun no está muy consolidada la regionalización de la APPO. Que la APPO baje a todas las comunidades, en eso estamos trabajando.

¿Qué ocurrirá con la APPO luego de su congreso constitutivo?

No sabemos hacia dónde vaya a discurrir esto, porque ahora sí tenemos que escuchar lo que diga la base. Este movimiento nace como una respuesta a una agresión brutal, pero luego empieza a cuestionar todo: cuestiona a los medios de comunicación, y a varios los “toma” y los hace suyos; cuestiona las formas tradicionales de hacer política, y pretende plantear nuevas formas de hacer política; cuestiona a los partidos políticos, y no deja que ningún partido político lo conduzca; cuestiona incluso los mismos liderazgos, y genera un liderazgo colectivo; cuestiona a un mal gobierno, y plantea quitarlo. Entonces se empieza a conformar como un movimiento antisistémico, que alarma a la clase política. “¿Cómo es que la lucha callejera nos puede estar cuestionando prácticamente el status quo, la forma de hacer política?”, se preguntan los políticos. Y si es la gente la que está cuestionando todas las formas tradicionales de hacer política, nosotros pensamos que es ella la que tiene también que inventar algo nuevo en este Congreso.

¿La dirigencia de la APPO tiene órdenes de aprehensión?

Toda la dirigencia tiene órdenes de aprehensión. Al parecer se han librado más de 300 órdenes. Ayer, por ejemplo, nos enteramos de una nueva orden de cateo contra Radio Universidad, supuestamente para buscar armas y para detener a algunos líderes. Nosotros procuramos no estar ahí para no dar pretextos. La represión ha sido permanente. Incluso han arrojado bombas molotov a los domicilios de los principales dirigentes de la APPO, y se han querido meter a distintos domicilios particulares. Ulises ha hecho del terror una práctica política constante. Actúa tanto a través de la policía como mediante sicarios. Y hace lo mismo a través de los jueves, que nos encarcelan. Hay una radio llamada Ciudadana, a la que nosotros le decimos radio Mapache, que llama a perseguir a los dirigentes, nos señalan diciendo que la gente vaya a nuestros domicilios. Incluso nos quieren relacionar con hechos delictivos como el narcotráfico, para justificar la represión. La cosa no tiene ningún fundamento: el nuestro es un movimiento popular.

¿Qué nos puedes decir sobre el diálogo que presuntamente va a empezar este lunes 6 de noviembre en la Catedral de la ciudad?

En un primer momento se pensó en un espacio de diálogo entre la APPO y la sociedad civil, porque entendíamos que había que parar las agresiones. Llegó la PFP y empezó allanar los domicilios, y a detener a líderes populares en algunas colonias. Es así como surge la idea del diálogo en la Catedral. Se conversa con la autoridad eclesiástica aquí en Oaxaca, y ella nos pone una serie de condiciones. Al principio se dice que sí, a pesar de que pensamos que eran excesivas, debido a que la paz para Oaxaca era una necesidad urgente. Pero en un segundo momento, después de la batalla en Ciudad Universitaria, nuestra posición se modifica, puesto que la correlación de fuerza cambió, y el ánimo de la gente también. Incluso a nivel nacional es otra la perspectiva que se tiene sobre Oaxaca. Como se derrotó en la lucha a la PFP, hay una situación política que incluso pone en riesgo la existencia misma de la PFP. Esto nos coloca a nosotros en una situación muy importante en la lucha política nacional, y pensamos que a lo mejor sí es urgente el asunto de la paz, pero no estando ya tan a la defensiva y condicionados. Por eso consideramos que podemos pasar a la ofensiva. Bajo este contexto es donde nace además la megamarcha que estamos preparando para este domingo. Es en este intercambio de puntos de vista con los organismos de la sociedad civil, con los que se tenía originalmente pensado conversar, que nos piden que le demos la oportunidad de trabajar este espacio de diálogo que comenzará el lunes.

¿Estará presente el gobierno federal?

No creo, aunque nosotros solicitamos poder hablar con ellos y que nos escuchen. Si ellos dicen a la APPO: “no es necesario que ustedes hablen”, pues nosotros lo respetamos. Vamos a dejar este espacio para la sociedad civil. Pensamos que es un espacio importante para ella, y que nos va a ayudar a buscar caminos para encontrar la paz. Por un lado está este carril, y por el otro está el de la movilización popular, en el cual vamos a empujar muy fuerte. Tenemos también una propuesta de diálogo de manera directa con el presidente de la república, pero necesitamos que nuestros presos estén libres, y que se vaya la PFP. En definitiva, la solución al conflicto tiene que ver con la salida de Ulises Ruiz, y con los compromisos que se tienen que lograr para transformar Oaxaca.

¿Si no hay una delegación gubernamental en los diálogos que se iniciarían este lunes, quién va a ser la contraparte?

No va a ser un dialogo bilateral, sino un espacio multilateral. Nosotros pretendemos decir lo que pensamos, para que entre los distintos actores de la sociedad civil se llegue a una conclusión de cuáles son los mejores caminos para que haya paz, y para que se vayan la policía y Ulises Ruiz de Oaxaca. Al menos este es nuestro objetivo. Lo que esperamos del diálogo es sensatez, propuestas, y reflexión profunda. Vamos a ver si nos podemos entender.

¿Qué ocurriría si logran correr a Ulises, pero desde arriba ponen de gobernador a otro personaje con un perfil parecido?

No es posible, porque no lo permitiría Oaxaca. Ellos lo saben. El día que caiga Ulises va a haber una fiesta en Oaxaca. Mucha gente que no se ha manifestado a favor de nosotros, va a salir a la calle diciendo: “¡ganamos! …yo estaba con ustedes”. Este fenómeno ya lo hemos observado en ocasión de las marchas. La gente no se suma al principio, pero cuando se ve en este gran espejo que son las megamarchas, se suma.

¿Cuál es el propósito de la megamarcha de este domingo?

Demostrar la fuerza y el respaldo popular que tiene el movimiento. También demostrar el rechazo a la PFP, y la búsqueda de soluciones al conflicto de manera pacifica.

¿Piensan articular su lucha con los otros grandes movimientos que existen en México, como el zapatista y el de resistencia civil frente al fraude?

Es muy triste decirlo pero por ahora no es prioridad, aunque sí tenemos un compromiso con la transformación democrática del país. Vamos a ver de qué manera lo hacemos efectivo. En Oaxaca se ha lastimado el tejido social de una manera terrible: la gente ha perdido empleos, los maestros están sin dar clases, tienen problemas en las comunidades, el sector de la salud está parado, se ha afectado a también a terceros; lo tenemos que reconocer. Vivimos una situación de emergencia, y necesitamos primero resolver el asunto local. Pero de ninguna manera nos desatendemos de la problemática nacional. De hecho, consideramos necesario vincularnos a La Otra campaña y a la Convención Nacional Democrática, e incluso varios de los organismos que estamos aquí participamos de estos espacios.

Algunos sectores les critican el focalizar su lucha en la caída de Ulises Ruiz, siendo que el propio Felipe Calderón también es producto de un fraude.

No sería correcto que Calderón entre como presidente, aunque tampoco sería nuestra principal responsabilidad, sino de todo el movimiento nacional. No nos queremos convertir en la vanguardia del movimiento nacional. No es tarea nuestra. La gente no salió a las calles de Oaxaca para que la APPO sea la vanguardia de México.

Los integrantes de la APPO dicen que el suyo no es un movimiento de líderes sino de las bases ¿A qué se refieren?

Mira, quien te habla es una de las caras más visibles de la APPO. Vamos a suponer que yo decido pactar con Ulises. Pues me van a hacer a un lado y este movimiento va a continuar. Aquí yo no tomo las decisiones. En todo caso a mí me toca una responsabilidad: hablar con la prensa o difundir alguna posición, pero yo no mando en la APPO. Mis opiniones a veces tienen éxito en las asambleas, y a veces dicen “este señor está loco”, y simplemente no me toman en cuenta. Este no es un movimiento de un partido. Tampoco le puedes exigir “disciplina”, porque no es un ejercito. Por ejemplo, ayer a la “dirección provisional” le costó mucho trabajo sacar un acuerdo en la asamblea general, a pesar de que llevó una propuesta consensuada de conjunto, que consistía en proponer que se despejaran las principales vialidades. Apenas si la logramos sacar. Pero para que baje ese acuerdo a las bases, sí que va a costar un chingo, aunque a los compañeros les expliquemos las bondades de la propuesta. Eso no lo va a lograr ningún líder.

¿También despejarán los alrededores de Ciudad Universitaria, como el Crucero Cinco Señores? (donde se derrotó a la PFP el pasado jueves)

Ahí se va a tener una situación especial. Si tu le propones a los universitarios quitar los bloqueos alrededor de Ciudad Universitaria, te “avientan la madre”. Por eso te digo que este movimiento no depende de líderes. Te voy a dar otro ejemplo: ellos tienen un comité que conduce Radio Universidad, y ese día de los combates les dije “oigan, denme chance de dirigir un mensaje”. Me respondieron “no, no puedes pasar, hay emergencia”. Insistí pidiéndoles nada más un minuto, y la respuesta fue la misma. Por eso decimos que este movimiento no es homogéneo, sino multidireccional. Es una visión tradicional de la política el buscar a tal o cual como líder, porque está al frente de las protestas o aparece más en televisión. Incluso aquí hay chavos que pintan en la pared “si creas un líder, creas un tirano”. Evidentemente tienen razones fundadas para defender esta idea, y nosotros los respetamos. Por eso es importante entender que este movimiento es de toda la sociedad, tratando de convivir, y marchando juntos. Hay compas que por ejemplo traen consigo la hoz y el martillo, y a un lado están las comunidades eclesiásticas de base que traen a la virgen de Guadalupe. Esta es la gran virtud de nuestro movimiento. Por eso insistimos en que “no es de líderes”. En una ocasión, cuando empezó a correr esta frase, alguien hizo un cartel que decía: “este movimiento no es de líderes, es de bases”, y lo terminaba firmando como grupo. Al rato, unos muchachos inteligentes le agregaron debajo con pluma: “no es de líderes… ni tampoco de grupos”. Esa es la realidad.

DA INICIO EL CONGRESO CONSTITUTIVO DE LA APPO.

Oaxaca, Ciudad de la rebeldía, a 11 de noviembre de 2006.

Desde muy temprana hora, cientos de personas se dieron citas en las afueras del Hotel del Magisterio, jóvenes y ancianos de las barricadas, de las colonias y pueblos de Oaxaca rodeaban el hotel del Magisterio para cuidar que los trabajos del Congreso Constitutivo se desarrollaran con toda tranquilidad, para cuidar a sus delegados que democráticamente electos en barrios, agencias, núcleos ejidales, municipios, sindicatos, colonias, organizaciones, barricadas llevarían sus voces al Congreso.

La PFP se encuentra a pocas cuadras de donde se desarrolla el Congreso, expectante… sin embargo el pueblo de Oaxaca ha demostrado que así como puede ser prudente y pacifista, tambien es valiente, decidido y aguerrido, seguramente lo están pensando dos veces. Pero por si acaso Juan Vásquez integrante de una barricada lleva consigo su resortera de largo alcance.

Gran parte del día se ocupo para el registro de delegados, invitados y prensa. El Congreso dio inicio con la participación de mas de un Millar de delegados efectivos, a través de los cuales se encontraban representados las 7 regiones de nuestros estado, así como todos los sectores sociales; jóvenes, mujeres, campesinos, trabajadores, comerciantes, autoridades municipales, organizaciones, barricadas, colonias, ONG’S de Derechos Humanos.

A traves de un proceso de elección democrática el día de ayer, viernes 10 de noviembre, se procedio a elegir la mesa de debates. El día de Hoy, esta iniciando la Conferencia Magistral a cargo de Carlos Fazio: La ultraderecha en México. Al terminar, se instalaran tres mesas de trabajo:
MESA 1.-ANÁLISIS DEL CONTEXTO INTERNACIONAL, NACIONAL Y ESTATAL.
MESA 2.-CRISIS DE LAS INSTITUCIONES
a) Reforma integral en el Estado Libre y Soberano de Oaxaca.
b) Nuevo gobierno.
c) Nuevo Constituyente.
d) Nueva Constitución.
MESA 3.- LA ASAMBLEA POPULAR DE LOS PUEBLOS DE OAXACA:
a) Perspectivas
b) Declaración de Principios, Estatutos y Propósitos.
c) Programa.
d) Plan de acción a corto, mediano y largo plazo.

A lo largo del día continuaran arribando delegados de todas las regiones. El congreso Constitutivo de la APPO va, se ha instalado en las mismas narices de los policias-violadores y esta constituyendo el germen de la democracia popular.



TODO EL PODER AL PUEBLO

ASAMBLEA POPULAR DE LOS PUEBLOS DE OAXACA

PD. Se reciben saludos al Congreso en el siguiente mail: medios_appo@yahoo.com.mx

El miedo al otro y la discriminación

El miedo al otro y la discriminación

Por Roberto Rueda Monreal *

“Me decidí a buscar la Presidencia porque estoy convencido de que en el futuro lograremos, si trabajamos juntos, darle un nuevo rostro a México. Siempre he soñado y luchado por una sociedad sin desigualdades, sin discriminación, sin exclusiones.

Un México en el que todos, absolutamente todos, podamos gozar y ejercer los derechos políticos, económicos, sociales y culturales que la Constitución nos reconoce y al mismo tiempo cumplamos con nuestras obligaciones y responsabilidades como ciudadanos.”

Esto fue lo que dijo Felipe Calderón el 5 de septiembre de 2006 después de haber sido declarado presidente electo de México. Pareciera que, en principio, los que luchamos para que todas las personas de los grupos vulnerables, todos, sean reconocidas en sus derechos y obligaciones dentro del marco de nuestra Carta Magna deberíamos sentirnos orgullosos y tranquilos. Orgullosos porque pareciera que, finalmente, esta lucha y su discurso por fin han llegado de manera fluida a la boca de un presidente electo. Tranquilos porque pareciera que, al manifestarlo abiertamente, está hablando de una estrategia sólida para acabar con el enorme flagelo de la discriminación.

El presidente electo, proveniente de las filas del PAN tradicional, tiene frente a sí un panorama nada alentador. Siendo candidato, Felipe Calderón no dudó ni un segundo en utilizar las estrategias más fáciles y retrógradas para escalar en las preferencias electorales: las estrategias del terror. De esta manera, de aquel joven candidato, el luchador incansable de la democracia, el soñador de un México mejor, el candidato de la Sub-17, el padre de familia ejemplar, el que quería un México ganador, el candidato de las manos limpias… en fin, el candidato del futuro, emergería el acusador moral de los enormes peligros para México, el comparador de demonios venezolanos y mexicanos, el cuentafábulas, el mudo, el correveidile, el agitador profesional y el acusador flamígero. Con miras sólo a incrementar el porcentaje de votos, el político sucumbió al activista.

Asumido como tal, el activista Calderón se unió así al resto de personajes desatados que, con dinero, con funciones estatales o empresariales y con poder, sin respetar leyes ni reglas democráticas mínimas, hicieron del terror y del miedo al otro su mejor arma para acabar con un adversario político. No hubo mesura que valiera. Calderón se perdió en un tablero en donde él tendría que haber movido las fichas, no haberse convertido en una de ellas.

Todo aquel capital político que había acumulado gracias a su coherencia tanto política como ideológica, la misma que llegó a bien coronar con el mote de El hijo desobediente, la misma con la que enfrentó de manera inteligentísima al aparato estatal en manos de la voluntad de Fox, Calderón la echó a la basura con tal de ganar lo que ya ganó. ¿Qué ganó? Por lo pronto, un país dividido económica e ideológicamente, un país en guerra por la droga y sus beneficios en dinero, un país con niveles brutales de desigualdad ante el mundo (estamos por debajo de países como Túnez), un país cuyos estados componentes se desmoronan (Oaxaca, Baja California, Michoacán, Coahuila…) por problemas que la política pudo haber resuelto en tiempo y forma… un país en donde los crímenes y la discriminación por preferencia sexual siguen siendo una realidad ignorada por el Estado.

Dice Calderón que siempre ha soñado y luchado por una sociedad sin desigualdades, sin discriminación y sin exclusiones. Afirma que quiere un México en donde todos podamos gozar y ejercer los derechos políticos, económicos, sociales y culturales que la Constitución nos reconoce y que, al mismo tiempo, cumplamos con nuestras obligaciones y responsabilidades como ciudadanos.

Recordando que estamos hablando de un presidente electo que presume de querer este México ganador y moderno, no hace falta más que ver sus propuestas temáticas en cuanto a grupos vulnerables para observar qué entiende por “ganador” y por “moderno”. Los niños de la calle, los adultos mayores, las personas con discapacidad y la equidad de género son sus “ejes temáticos” en donde la visión empresarial, la dádiva priista y el empleo parecieran ser el mejor camino para abordar estas realidades. ¿Y la diversidad sexual?

En las sociedades capitalistas modernas, la legitimidad del Estado pasa desde hace algunos lustros por un diagnóstico de los procesos culturales y educativos, principalmente, en donde la diversidad sexual de los ciudadanos está emitiendo flujos simbólicos y está sirviendo como punto de referencia generador de legitimidad en el ámbito de los derechos humanos y, en consecuencia, como medidor, precisamente, del avance de la modernidad de las sociedades. México, en este sentido, está casi a la par de países africanos musulmanes. ¿Dónde está la modernidad?

Pareciera que al presidente electo le están armando alucinantemente sus discursos. Pareciera que tan sólo con repartir “su agenda” está haciendo pactos y extendiendo la mano. Pareciera que con hablarle bonito al público que tiene enfrente, zanja un “eje temático”. Pareciera que con palabras y frases como “empleo”, “productividad”, “México activo”, “México hacia delante”, “México unido”, “México fuerte”… el país será eso y mucho más.

Con sus declaraciones y conferencias, Felipe Calderón pareciera ver otro México. Foxilandia parece que está quedando atrás. Pareciera que Calderón ya no es tan hijo y ya no es tan desobediente. México parece Calderolandia desde ya. ¿Deberíamos sentirnos orgullosos y tranquilos? ¿Dónde está la modernidad?

* Politólogo y Traductor literario

Yo mera: En Calderolandia seguramente no habrá respeto por la diversidad sexual. Por fortuna en la pejépolis existe y se promueve.


¡ES BENÉFICO Y UN HONOR ESTAR CON OBRADOR!

Entrevista a Julio Hernández

Desde Jalisco, por Redes Ciudadanas de la entidad.


SE INTENSIFICARÁ LA RESISTENCIA ENTRE EL 20 Y EL 30 DE NOVIEMBRE

Nota tomada delSendero del Peje

Para los que se preguntaban que si que pex con la resistencia, la noticia de hoy es que se intensificará en los próximos días. Más especificamente entre el 20 y el 30 de Noviembre. Esto, desde luego, para irle dando un calambre a fecal y que vaya viendo como le va a ir el primero de Diciembre:


Intensificará PRD resistencia civil entre 20 y 30 de noviembre

Señala el vocero del sol azteca, Gerardo Fernández Noroña, que el primer resolutivo del encuentro es impedir la toma de posesión de Felipe Calderón Hinojosa como presidente de la República

Por acuerdo unánime de sus consejeros, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) resolvió intensificar en todo el país sus acciones de resistencia entre el 20 y el 30 de noviembre próximos.

Durante el Octavo Pleno Ordinario del Sexto Consejo Nacional perredista, el vocero de ese instituto político, Gerardo Fernández Noroña, señaló que el primer resolutivo del encuentro es impedir la toma de posesión de Felipe Calderón Hinojosa como presidente de la República.

Vamos a llevar la resistencia civil pacífica, pero con medidas enérgicas a todos el país de manera permanente entre el 20 y el 30 de noviembre, con acciones que culminen en un primer momento, en impedir la toma de protesta”, señaló.

Asimismo, dijo, se acordó que este domingo el líder nacional del PRD, Leonel cota Montaño, visitará Oaxaca acompañado por los dos delegados especiales del partido en la entidad, Fernando Belauzarán y el propio Fernández Noroña.

Explicó que el presidente del partido del sol azteca estará en la congreso constitutivo de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) , donde ofrecerá un discurso de apoyo y solidaridad, así como el exhorto a que esa agrupación se incorpore a la vida institucional.

Sobre el apoyo a la APPO, el portavoz perredista precisó que ni la asamblea está detrás del partido, ni viceversa; pues la presencia de Cota Montaño y de los delegados especiales responde a la solidaridad del PRD con la demanda de que el gobernador Ulises Ruiz se separe del cargo.

Más aún, insistió en que a pesar de los costos políticos que implique, el PRD mantendrá el apoyo a la asamblea, pues “entre un pueblo con demandas sociales justas y las tanquetas, no hay duda que siempre estaremos del lado del pueblo ” , dijo.

Asimismo, se refirió también al balance electoral de 2006, que podría concluir en diciembre próximo, una vez evaluado el tema del 1 de diciembre. En todo caso, destacó que el resultado, a pesar del presunto fraude electoral, fue el mejor de la izquierda en su historia.



Así que estén pendientes por que la cosa se va a poner buena. Si fecal cree que va a poder tomar protesta, ah que sorpresa se va a llevar.

Video batucada en Televisa Noviembre 10 2006



!!Sufragio Efectivo no Imposición!!
!!AMLO Presidente Legitimo de los Mexicanos!!

Cacerolas en Televisa

Gracias a Quique, quien nos manda la reseña de televisa co cacerolas.

Como saben nuestra visita semanal a telvisa no podia faltar... Así que hicimos acto de presencia con sartenes, ollas y hasta posillos(jajajajajaja) para hacer ruido y gritar consignas con todo pulmón ejejee. Llegamos mas temprano que de costumbre y los granaderos nos dijeron que no bajarian hasta las cinco (jajaja la costumbre). Bueno pues después de los cacerolazos nos fuimos en marcha a la marcha de la APPO y de paso saludamos a los PFP y los de gobernación. Jejejeje. Bueno nos estamo viendo el domingo ok bye












A se me olvidaba lo mas jalado fue que una grua se queria llevar un auto de un poli jajajaja ahi ta la imagen cuando se dirigen para aclarar las cosas. estos cuates....




Enrique

viernes, noviembre 10, 2006

Me encontré con este escrito, tan brutal como real.

Hijos de la limpieza étnica

Francisco Delfín Lara*

Este amplio artículo de Ana Carbajosa fue publicado en el diario español El País el 9 de abril del 2006. Pocas veces un título resulta tan descriptivo, terriblemente a no dudar pues aborda el tema de las mujeres bosnias (Más de 200,000) que fueron violadas, de forma sistemática a raíz de la guerra en Bosnia (1992-1995). Tan pronto como se supo de que esto sucedía infinidad de voces protestaron a nivel mundial pero, poco a poco se fueron apagando y es hasta después de que una película (Grbavica) abordara el tema que recordamos ese episodio, vergüenza de la Humanidad entera, tanto por quienes lo cometieron, como por los que nada han hecho.

En uno de los programas de Sobre la mesa comenté que algunos varones dejaban de pensar y se animalizaban, Óscar Chávez de inmediato intervino y me pidió más respeto para con los animales; racionalice, es decir, me justifique alegando que chimpancés y leones mataban a las crías de una hembra para luego copular con ella. Más adelante me di cuenta que Chávez tenía razón pero luego de leer las atrocidades cometidas, sobretodo por los serbios, no me queda más remedio que aceptar que nuestras potencialidades, para la bondad y la maldad son enormes.

Miles de esas mujeres viven, si así puede decirse, recibiendo unas cuantas monedas, ya que sus esposos y la mayoría de sus hijos fueron asesinados; algunos después de contemplar como violaban a su madre o esposa. ¿Qué nos lleva a actuar de esa forma?

Algunas mujeres no saben que contestarle a sus hijos cuando les preguntan: ¿Dónde está y quién fue mi padre? ¿Cómo explicarle que a ella que es musulmana la violó un soldado para tratar de exterminar a su pueblo? ¿Qué sentirán hacia ese hijo producto de una violación? De seguro cosas tan terribles que explican el porque una gran cantidad de ellas se han suicidado.

Allá son pecados de guerra y acá ¿Cuál es la explicación de tanta violencia hacia las mujeres? ¿Quién de los candidatos, en verdad se preocupará por disminuir los diferentes tipos de violencia? ¿Qué podemos hacer, desde nuestro territorio para que esos crímenes no queden impunes? ¿Qué podemos hacer para prevenirlos? ¿Qué podemos hacer para ayudar a las mujeres y a sus descendientes?

*Médico Cirujano y Sexólogo Educador
www.sexualogia.com

Así les gustaría a una tercera parte el país. JA

La familia es primero
Ricardo Raphael
10 de noviembre de 2006

Lo que nos faltaba. Ahora resulta que los revoltosos también quieren reformar a la institución familiar. ¡Pero si estábamos tan bien! Qué linda era aquella sociedad mexicana de las películas de Joaquín Pardavé y Sarita García. Una fotografía enternecedora, perfecta, en blanco y negro, donde el papá y la mamá, la abuelita y la tía, los niños y las niñas, todos, ocupaban exactamente el lugar que por la bendita tradición les correspondía.

Y en cambio ahora: ¡qué horror! Aquella imagen perfecta puede terminar convirtiéndose en un espantoso cuadro como los que pintaba el loco aquel de Pablo Picasso o, peor aún, en un fresco escurrido y deforme como los del tal Salvador Dalí. Regresemos las cosas a su lugar: el padre a lo suyo que es mandar, la madre a la cocina, los niños a su recámara, la tía a los bordados y la abuelita a tomar todas las tardes su copita de jerez (que para eso ya tiene edad).

Las buenas conciencias no podemos permitir que unos cuantos libertinos vengan a quitarnos la poca decencia que nos queda. Para eso están las leyes, para evitar que la familia mexicana se corrompa. Para mantener pura y bien portada a nuestra comunidad. Hay que proponer una reforma vigorosa a nuestro Código Civil que nos proteja a todos de la disolución familiar.

Esa iniciativa legal a favor de la honestidad y los valores del mexicano primeramente habría de obligar a nuestros jóvenes para que, cuando se casen, respeten el principio de: "Hasta que la muerte nos separe". Resulta inadmisible que uno de cada tres matrimonios mexicanos termine disolviéndose antes de que se cumplan los siete años del casamiento. La nueva ley habría de castigar a los desertores del sagrado matrimonio.

En segundo lugar, las muchachitas mexicanas deberían andarse sosiegas. No es posible que la edad promedio del desvirgamiento femenino sea de 17 años, ni qué tan delicada situación ocurra mayormente fuera del matrimonio. Con todo el peso del Estado habrían de combatirse las circunstancias que promueven tanta ligereza. Prohibamos los condones, los libros de educación sexual, las conversaciones subidas de tono, los programas de Animal Planet y las telenovelas indecentes.

En tercer lugar, el padre de cada familia debe mantener el orden en su hogar. Por siglos los hombres de la casa tuvimos la última palabra. Y ahora resulta que en uno de cada tres hogares mexicanos el jefe de familia es una mujer. O peor aún, que en la frontera tal cosa sucede en la mitad de los hogares. ¡Increíble! Para que el hombre siga teniendo la última palabra es necesario que haya hombre, y para traerles de vuelta está la ley.

Luego, es bien sabido que si en algún lugar han de estar los hijos, ese lugar es con su madre. Por eso las bellas damitas han de evitar trabajar fuera de casa. Ellas tienen la responsabilidad de cuidar a los futuros soldados de la patria. Dios quiso que fueran esclavas de la virtud maternal y no es conveniente atentar contra la madre naturaleza.

Eso no quiere decir que los padres no se hagan cargo también de sus hijitos. Un beso de buenas noches antes de que los niños se vayan a dormir y una conversación esporádica con esas bestezuelas que tanta felicidad nos dan, son prácticas obligadas para un padre modélico. Por tal cosa es inadmisible que ahora se promueva esa atrocidad llamada "custodia compartida". Guardar a los niños es cosa de mujeres, y que los hombres ni se metan. Generaciones de niños han tenido un padre ausente y las cosas no están como para cambiarlas a estas alturas.

Por último, la única familia posible es aquella que se parezca a la del Niño Jesús: papá, mamá y el hijito. O a la familia IMPI, (¿recuerdan?), aquella bella imagen de los dos padres bendecidos por un niño y una niña. Ningún otro tipo de familia puede ser respetado, ni protegido por la ley. Mucho menos la integrada por dos personas del mismo sexo. Por eso, debería también quedar prohibido que esos diputadillos nacos y de cuarta propongan barbaridades tan nefastas como la llamada "sociedades de convivencia".

Con estas cinco propuestas convocamos a las buenas conciencias mexicanas para protestar frente a la Asamblea Legislativa del DF con el objeto de linchar a todo aquel que piense distinto a esa gran mayoría de gente buena que somos todos nosotros.

Profesor del ITESM

Una nota del Pelele

Enigmas de Calderón
Carlos Bazdresch
10 de noviembre de 2006

A poco más de dos semanas, México tendrá un nuevo presidente, (Espurio) el segundo candidato del PAN elegido después de la derrota del PRI. Es cierto que Vicente Fox obtuvo una proporción mayor de votos que Felipe Calderón. Pero es cierto también que el voto por Fox, en mucho, se dio por el deseo de derrotar al PRI y a su "sistema".

Calderón contó con sus amigos, (Fraudulentos) pero su elección como candidato del PAN, primero, y después su triunfo en la elección para presidente de la República se debieron mucho más a su esfuerzo y decisión personales, (Hildebrando)que en el caso del presidente saliente, y quizás también en los casos de otros presidentes. Este logro no es poca cosa.

Calderón no ha dejado saber mucho sobre cuáles son sus propósitos concretos. Si bien, su programa se puede entrever al oír sus discursos, es poco lo que se sabe sobre sus metas específicas. ¿Qué metas concretas piensa lograr Calderón durante su mandato? Algunas de ellas, aunque quizás no todas, las conoceremos el 1 de diciembre.

¿Para qué año de su sexenio, Calderón espera que la economía logre crecer a un ritmo de 6% anual? Quizá considere conveniente no tomar un compromiso explícito sobre este punto. Sin embargo, es muy distinto que el presidente electo tenga en mente una fecha más o menos precisa, para el momento en que se logre un crecimiento económico rápido, a que piense que eso no es previsible. La prioridad de lograr el crecimiento sería diferente.

Quizás se piense que es mejor no crecer, a correr el riesgo de que regrese la inflación. El déficit público no se utilizaría para promover el crecimiento. Éste dependería del gasto de inversión de las empresas privadas, requiriéndose, además, el adecuado contexto internacional.

La idea de no arriesgarse a que ocurra una crisis es válida debido al fuerte costo de una crisis. Sin embargo, el costo de no crecer también es muy grande, quizás mayor, y sobre todo es inmediato. El ex presidente Zedillo nunca definió una fecha determinada para la recuperación. Se cuidó mucho de mantener la inflación a la baja, pero a través de diversas acciones, hizo muy clara su decisión de promover una pronta recuperación del crecimiento. De hecho lo logró.

Pero más allá del laberinto en el que se puede encerrar la decisión de estimular, o no, la recuperación del crecimiento, hay otras preguntas. Una se refiere a la política educativa. Hay consenso de que la educación pública, tal como está en la actualidad, logra demasiado poco, tanto en relación con las necesidades del país, como con el monto de los recursos públicos que recibe. ¿Qué camino se seguirá al respecto?

Don Jesús Reyes Heroles quería que la mayoría de las decisiones en materia de educación pública se descentralizaran hacia los estados de la República. Inclusive, es pensable una descentralización de las decisiones operativas de las escuelas hasta el nivel municipal. ¿Nada de esto es posible por la oposición del sindicato de maestros? En Francia la educación está centralizada, hay un sindicato nacional y la educación pública es magnífica ¿Por qué allá sí y aquí no? ¿Cuántos sexenios más seguirá el país con educación pública cara y de mala calidad?

Otra cuestión es la seguridad. Quizás la mayoría de los ciudadanos considere que es el principal problema. En el pasado, una respuesta ha sido que la atención del crimen corresponde a los estados y municipios. La Federación ayuda pero el problema está "allá". Otra, que la policía no cuenta con el equipo adecuado. Así, lo que se requiere son mejores armas y más coordinación.

La experiencia muestra la poca eficacia de estas respuestas. El problema principal no es equipamiento. Una mejor organización del conjunto de las policías quizás ayude a que no se echen la culpa entre sí. Los países que mantienen un nivel adecuado de seguridad civil -Cuba, por ejemplo- cuentan con el apoyo ciudadano para lograrlo. Obtener este apoyo no es fácil. Menos cuando el intento de ayudar se paga caro, pues muchas veces los delincuentes son los policías. Sin embargo no hay otro camino. ¿Por qué no hacer un esfuerzo serio para lograrlo?

Profesor e investigador del CIDE

Yo mera: ¿algún día sabremos sus propósitos? ¿? ¿? ¿?

Una de Rancheros

Horizonte político
Por: José Antonio Crespo

El ocaso del ranchero

Finalmente los estadunidenses se percataron, respecto de la guerra en Irak, lo que era evidente para el resto del mundo: a) que Irak, pese a Saddam Hussein, no representaba un peligro para la región, pues no tenía armas de destrucción masiva; b) que tal acusación, artificialmente confeccionada por Washington, era un mero pretexto de George W. Bush y su círculo de hierro para cobrar viejas afrentas con el dictador iraquí, antiguo aliado de Estados Unidos; c) que la "Doctrina Bush" de defensa preventiva, de origen nazifascista, puede convertirse en sí misma en una peligrosa arma ideológica de "destrucción masiva"; d) que podría ser relativamente fácil ganar la guerra, pero prácticamente imposible ganar la paz, quedando empantanados en esa autocelada de la que es ahora muy difícil salir; e) que podría ser sencillo derrocar la dictadura de Hussein, pero complicadísimo instaurar una democracia en ese país, donde no se hallaba ninguna de las condiciones que permitieron la democratización japonesa tras la Segunda Guerra Mundial; f) que, por tanto, era probable que Irak se pareciera más a Vietnam que a Japón; g) que si la presunta democratización fuera razón suficiente para invadir un país, habría que ocupar a muchos otros, incluso aliados tradicionales de Estados Unidos; h) que lejos de golpear al terrorismo, la invasión a Irak lo incrementaría, lo convertiría en un criadero de nuevos terroristas; i) que lejos de proteger la democracia estadunidense, con la invasión a Irak ésta sufriría un grave retroceso en materia de libertad de expresión y respeto a los derechos humanos, con lo que los terroristas islámicos obtendrían una victoria, no militar, pero sí moral, estratégica y cultural; j) que el ataque a Irak radicalizaría, en lugar de moderar, a la región, como quedó comprobado con la llegada al poder de los fundamentalistas en Irán y, k), que Estados Unidos resulta ser todo aquello de lo que acusó a Irak: un peligro para el mundo, capaz de invadir a capricho al país que se le ocurra pasando por alto la legalidad e institucionalidad internacional, y con armas de destrucción masiva. Sobre todo cuando llega a la Presidencia un auténtico lunático, como demostró serlo Bush.

Todo eso, que siempre fue evidente para los ciudadanos del mundo —incluidos los ingleses y los españoles, aliados de Estados Unidos en esta locura—, no fue sino hasta hace poco comprendido por nuestros vecinos del norte. Lo cual puede explicarse en parte por la vulnerabilidad y maleabilidad de los ciudadanos cuando se sienten amenazados en su casa, como ocurrió luego del certero ataque a Nueva York. Fueron también bombardeados mediáticamente con mensajes frenéticos disfrazados de furor patriótico. Cuenta igualmente el tradicional desinterés de los estadunidenses por lo que ocurre en el exterior, que estrecha su visión del mundo, al percibirlo de manera maniquea y cuadrada.

Lo paradójico es que la mayoría de los estadunidenses no está de acuerdo en que Estados Unidos actúe como el gendarme del mundo (75% frente a sólo 10% que sí lo cree), de acuerdo con una encuesta levantada y difundida por el CIDE en torno a la visión de mexicanos y estadunidenses sobre política internacional. También, 62% de ellos acepta que sea la ONU la que defina cuándo es legítimo usar la fuerza armada en conflictos internacionales. Todo lo contrario de como lo hizo su Presidente con Irak. Y sólo 17% considera que un objetivo de política exterior de su país debiera ser la expansión mundial de la democracia, razón que terminó por ser el eje central para justificar la ocupación angloamericana. De alguna forma, a Bush le cayó bien el ataque terrorista a Nueva York, pues le dio la gran oportunidad de disipar los malolientes tufos del fraude electoral con que llegó a la Casa Blanca. Y como todo presidente que llega poco legitimado por las urnas, sintió la necesidad de compensar esa legitimación desde el poder. Le vino en charola de plata el tema del combate al terrorismo para alcanzar una gran popularidad, construida con la indignación y el temor ciudadano ante el cobarde embate terrorista al World Trade Center. El ataque a Afganistán tenía todas las justificaciones habidas y por haber: el gobierno talibán claramente era promotor y protector de terroristas, en particular Al-Qaeda, y se negó a entregar al desde entonces legendario y escurridizo Osama bin Laden. Pero de pronto se dio un giro de ciento ochenta grados y la mira se puso en Irak. Se capturó, juzgó y condenó al tirano Hussein, que nada tuvo que ver con lo de las Torres Gemelas.

Percatarse del gran engaño les tomó a los estadunidenses demasiado tiempo. Todavía en la elección de 2004 una mayoría calificaba bien la actuación de Bush en Irak, pese a los costos humanos y económicos (de millones de dólares echados al caño), para conjurar la "amenaza" que representaba esa dictadura tercermundista. Hoy la popularidad de Bush está cercana a 30%. Y uno de los temas centrales de la elección intermedia (aunque no el único) fue inevitablemente Irak. De ahí la renuncia de Donald Rumsfeld, uno de los principales artífices de esa aberrante aventura. Nancy Pelosi, la nueva lideresa de la Cámara Baja, declaró lo obvio: "Los estadunidenses fueron muy claros (en las urnas). No podemos continuar con esta dirección que ha sido catastrófica (y que) no ha hecho a nuestro país más seguro, no ha honrado nuestro compromiso con nuestros soldados y no ha reforzado la estabilidad en la región". Esta elección intermedia anuncia el inevitable ocaso de Bush. El aldeano ranchero dejará el poder con cajas destempladas (como ocurrirá también con nuestro propio ranchero-presidente).

De Foxilandia a Manicolandia, todo un reto en tan poco tiempo

Por María Teresa Jardí

No sé si leí o escuché que tanto llorar como reír son buenos ejercicios para el corazón de las personas. De ser así --los expertos nos lo podrían decir-- tendríamos, en un acto de gratitud intensa, que reconocerle a Vicente Fox su contribución inmensa a la risa de los mexicanos, los ratos que no lloramos por lo que ha hecho con el país real que deja, otra vez incluso con desaparecidos políticos, pero donde él se dice secuestrado por el Legislativo.

Ya se sabe que él ha vivido los últimos seis años en Foxilandia y también estamos informados de que se va a refugiar a Rancholandia, aunque salte a la vista que el tipo amerita acabar su vida en Manicolandia donde la realidad nacional si no llegó a tocarlo ni con el pétalo de una rosa siendo "presidente", entre comillas, porque tampoco es que haya sido realmente Presidente de la República, menos lo va a tocar cuando deje el poder, que no quiere dejar, y de ahí el enojo desmedido, vergonzoso, porque, quizá, sí, en un acto de venganza, no cabe esperar tampoco otra cosa del Poder Legislativo, como no hay nada que esperar del Judicial, luego del paso del PAN por el gobierno federal, no lo deja ir a ver a su hija Paulina con el dinero del erario, que ya extraña, Fox, no poder gastar en beneficio propio, ante la cercanía del fin del peor sexenio, hasta ahora, no hay que animarnos pensando que el que viene será menos malo que el actual porque nos mentiríamos y más vale tener claro lo que sigue aquí en todos los sentidos, evidenciado, entre muchas otras cosas, con lo que informa Joaquín López Dóriga, en su artículo de Milenio del miércoles, que: "Genaro García Luna dejó ayer la AFI que creó hace cinco años para incorporarse a la coordinación de seguridad del presidente electo, a cuya cabeza colocan a Jorge Tello Peón. Lo suple el ex procurador de Zedillo que operó la captura de Raúl Salinas, Antonio Lozano Gracia". Claro ejemplo de la "probidad" que también imperará en el gabinete de Felipillo a lo largo de lo que dure su presidencia espuria, la que tanta lágrimas más nos costará a los mexicanos, sin duda.

Pero por ahora riamos a carcajadas con la última tontería de Fox declarada a una cadena de televisión yanqui, la que ayer pedía perdón porque, al parecer, era off de record la declaración que Fox hacía, pero tan divertida que no cabía más que sacarla al aire como contribución también a la risa diaria que el mundo entero necesita; declaraciones, por otro lado, las que se hacen off de record, donde se dice lo que verdaderamente se piensa y no lo que se considera políticamente correcto, aunque Fox, tampoco pueda establecer esa diferencia.

Riamos pues a carcajada limpia, hoy también, como ya lo habremos hecho ayer al leer el siguiente garbanzo de a libra en boca incluso del más bananero presidente de la más bananera de las repúblicas: "Ya hoy hablo libre; ya digo cualquier tontería, ya no importa. Ya. Total, yo ya me voy".

Ponchito debe estar feliz. Ya tiene hasta el título de la tercera entrega de esos manuales para reír y llorar que con lo dicho por Fox, y uno que otro político más, ha recopilado ya en dos libros que les propongo a ustedes convertir en nuestros libros de cabecera, qué Biblia ni qué ocho cuartos, el Apocalipsis se queda corto si de llorar se trata ante lo que a México le hacen los que lo gobiernan.

Por ejemplo, ya sobran los datos para entender que los bombazos son producto de una puesta teatral de Ulises Ruiz y los impresentables que encabezan el PRI, usando a ese fantasma en que ha convertido, convenientemente, el gobierno al EPR escindido, tan útil para reprimir y desaparecer y torturar, etc.

Sí, propongo que convirtamos en libros de cabecera los libros de Ponchito, para ejercitar repito, antes de dormir, y, quizá también al despertar, el corazón, con su dosis de risa del día, por la mañana, antes de empezar ejercitarlo con la dosis de llanto, al conocer, en los dos únicos diarios que nos informan sin mentiras sobre la realidad de lo que ocurre en México, y no en Foxilandia, en POR ESTO! y La Jornada, aunque en el resto de la prensa vendida e incluso a través de la telecracia que gobierna, también se pueda leer, escuchar y ver lo relativo a las impunes ejecuciones de la víspera, convertidas en la más natural de las muertes en nuestro país por la corrupción gubernamental, que seguirá tomando carta de naturalización, quizá, de manera definitiva, a lo largo del próximo sexenio como nuestra realidad y única certeza. Muy bien por el regreso de Jorge Tello Peón y de Lozano Gracia, el primero puede dedicarse a abrir otras puertas de narcotraficantes como hizo con la del Chapo Guzmán y el segundo siempre servirá para volver a sembrar cadáveres con la ayuda de las brujas.

!!Sufragio Efectivo No Imposición!!

Conjeturas - Alvaro Cepeda Neri

Contrarrevolución de la derecha (la cancelación del desfile)


I.- Hay fechas, del calendario histórico, por modestas que sean, que merecen actos republicanos para que, directa o indirectamente, sean recordados por las naciones. Sobre todo si son hechos fundadores, como, verbigracia, las Revoluciones, casi siempre violentas, que conquistaron derechos individuales de toda índole (políticos, económicos, sociales y culturales) para los pueblos que han ido transitando a sociedades en el contexto del Estado, para someter a sus gobernantes a ejercer el poder -los poderes-, conforme a lo establecido en la ley constitucional.

II.- Los mexicanos hemos tenido tres Revoluciones. La de Independencia, la de Ayutla y la así llamada Revolución Mexicana, respectivamente estalladas en 1810, 1854 y 1910; el tríptico, pues, fundador de lo que, con sus miserias y grandezas, ha venido siendo la nación. Esta, a pesar de esos acontecimientos, no ha podido fijar, como piedra angular, que sus gobernantes solamente deben ejercer, como obligaciones, las facultades y funciones estrictamente establecidas en la Constitución y sus leyes reglamentarias. Y cuando se salen de ese catálogo, cometen los abusos del poder y dan al traste con los amarres democráticos y republicanos, establecidos en el imperio de la ley.

III.- De las tres Revoluciones, la de Independencia ha recibido mayor atención en las festividades. Es, todavía, una fiesta popular a lo largo y ancho del país. La de 1854: Revolución de Ayutla, que alumbró la Reforma, la Constitución de 1857 y la instauración, propiamente dicha, de la democracia y la República, salvo los aniversarios de Juárez, uno de los pivotes de esa Revolución (sin olvidar a Juan Alvarez), casi pasa desapercibida. Incluso se ignora que la de Ayutla fue la Gran Revolución, el parteaguas histórico, que produjo un viraje de grandes y benéficas consecuencias.

IV.- Y la Revolución de 1910 que, fundamentalmente, derrumbó la autocracia porfirista y que, en rigor, fue el desmantelamiento del antiguo régimen, había venido siendo recordada por medio de un desfile deportivo en municipios, capitales de los Estados y en la capital del país. Con la Bandera a toda asta, se convertía en una fiesta popular, del pueblo con sus familias. Teñida de rojo por la sangre derramada en 1910 y que se prolongó casi hasta 1934, la celebración con sus uniformes blancos le daba vuelta a la hoja para convertir el recuerdo en una fecha de convivencia pacífica.

V.- Salvo en comunidades muy apartadas, que las hay todavía donde sobreviven,
marginados y en la miseria, muchos mexicanos descendientes de los indígenas que participaron con Hidalgo y Morelos, con Alvarez y Juárez y con Villa y Zapata, muy pocos no han presenciado y hasta participado en esos desfiles. Los militares se lucen con las celebraciones de 1810. Los civiles lo hacían en las fiestas de 1910. Pero ahora, un autoritario, salido de las derechas, a las que combatieron las tres Revoluciones, ha decretado que no habrá, este próximo 20 de noviembre, desfile.

VI.- Ya Zedillo, ese otro prepotente, decretó que no habría celebración popular del 21 de marzo y también privatizó el acto luctuoso (18 de julio) por la muerte de Juárez. Se ha ido dejando al pueblo al margen de esas fechas, para que olvide su historia, como si la nación no hubiera tenido hechos dignos de recordar. Oficialmente y como obligación federal, no habrá acto deportivo. Y es que la derecha, que hace seis años obtuvo una apretada victoria electoral (por el exceso de partidos que dividen al electorado) y ahora, con trampas, o al menos bajo sospecha de maniobras de fraude, con la complicidad de las élites económicas, impuso sucesor, la contrarrevolución busca consolidarse.

VII.- Una contrarrevolución que ha buscado, en seis años, aniquilar la separación de las religiones e iglesias del Estado; que quiere implantar lo de que la pobreza es "natural"; una derecha a favor de los ricos; una contrarrevolución que sostiene que debe haber cierto desempleo. Una derecha que ha estado desgobernando, con base a que la "mano invisible" y los padresnuestros deciden que el capitalismo salvaje es quien debe decidir que el pueblo es esclavo, como en el porfirismo y durante el coloniaje (1810 y 1910). O sea que los pobres ganarán el cielo y los ricos la tierra.

VIII.- Esa derecha, con el foxismo y su continuidad con el calderonismo, son ya la contrarrevolución. Y mientras la mayoría de las iglesias, casi todas ellas cristianas, acatan la separación del Estado y la tolerancia religiosa, la iglesia de Roma, más católica que cristiana, está imponiendo su ortodoxia e interviene en la vida pública para apoyar a los ricos, a Televisa, la invasión militar a Oaxaca y a quienes detentan el poder federal y estatales. "Atrás de la cruz, está el diablo". Y es éste el que inspira a la contrarrevolución y a la derecha.

IX.- El señor Fox, afortunadamente a unos días de irse (y que los mexicanos recordaremos a la mexicana), decidió cancelar el desfile que nos recuerda a la Revolución de 1910. Es de esperarse que en el resto del país, el pueblo protagonice, como actor, lo que antes simplemente participaba como espectador. En las vísperas de la Gloriosa Revolución Francesa, la pedante María Antonieta (su imitación es la cónyuge de Fox) cuando le dijeron que el pueblo protestaba por el alza de la harina, gritó que para que se callaran les dieran "pastelillos" de su despensa.

X.- Fox y Mart(h)a han de estar satisfechos de su abuso del poder y con su autoritarismo porfirista (él descendiente de española y padre estadounidense, ella de hablar gachupín), haber cancelado el desfile. El pueblo mexicano está al borde de hacer estallar su malestar social y no hay ni pastelillos en Los Pinos. Ese malestar no podrá ser cancelado. La pobreza, el desempleo y la inseguridad son quienes aceleran la crisis. No habrá desfile en la capital del país, pero la nación celebrará a su modo otro aniversario de la Revolución Mexicana para contrarrestar la Contrarrevolución de la derecha.

!!Sufragio Efectivo No Imposición!!

Los Moneros de la Jornada

El gobernator
Magu





Arriba ese ánimo
Helguera





Votó la asamble
El Fisgón

Qué tanto es tantito

Omar
El Universal

MEXICO SA - Carlos Fernández-Vega

A rey muerto, rey puesto

Los hoy sorprendidos ayer aplaudían


La "sorpresa" y las quejas suben de tono por las sandeces presidenciales de cierre de sexenio, y muchos se dicen asombrados por la catarata de errores, sainetes y estupideces cometidos, protagonizados y dichos ante micrófono abierto por Vicente Fox, a escasos cuan felices días de concluir eso que él tercamente llama "mi gobierno".

Sin embargo, lo verdaderamente sorprendente es la aparente lentitud con la que los hoy quejosos han reaccionado, porque los errores, sainetes y estupideces del aún inquilino de Los Pinos han sido la constante de y con Vicente Fox en la Presidencia de la República.

Bastaría con que los ahora "sorprendidos" recurrieran a la memoria, o en su defecto a la hemeroteca, para recordar y documentar que la única maquinaria aceitada y productiva del "cambio" ha sido, precisamente, la que con singular alegría ha producido, en volúmenes envidiables, errores, sainetes y estupideces, lo cual sería lo de menos de no estar en juego el país y su gente.

Lo lamentable del caso es que en la lista de "sorprendidos" aparecen muchos medios de comunicación ­especialmente electrónicos­, que a lo largo del sexenio foxista guardaron bajo mil llaves el ejercicio de la crítica y no hicieron mayor cosa que aplaudir, avalar y justificar esa maquinaria perfectamente aceitada y productiva, así como "gozar" del muy personal estilo de "gobernar" del presidente de la lengua larga y las ideas cortas, muy cortas.

Ahora que sólo faltan 20 días para la mudanza (se va el "cambio", pero llega la "continuidad") y que Vicente Fox ya no tiene prácticamente nada que regalar a esos olvidadizos medios, como por arte de magia en ellos aparece el ejercicio de la crítica a la vieja usanza de muerto el rey, viva el rey. Si esa crítica hubiera aparecido a tiempo, probablemente hubiera contribuido a evitar errores y sandeces, pero cierto es que hubieran perdido jugosos negocios. Por eso, mejor calladitos.

Los medios tradicionalmente aliados ("soldados" del régimen en turno) ahora le pegan ­aunque no muy duro­, pero no es fortuito: se va uno, al que le sacaron hasta las tripas, y la adulación se dirige al que llega, al nuevo gerente en Los Pinos, a quien se las sacarán (Calderón no ha sido precisamente brillante en sus movimientos y declaraciones en espera de la silla, pero ya tiene un batallón de aduladores a su servicio, muchos de ellos, casualmente, instalados en los medios que hoy cuestionan al de las botas).

Y en el exceso, en esta democracia "de, para y por los empresarios" (Fox dixit), ni siquiera los barones ­descaradamente beneficiados durante el "cambio" e indiscutibles cómplices del desbarajuste de país que deja el "cambio"­ han tenido la cortesía de salir al quite en defensa "del Señor Presidente y las instituciones".

Ahora que el Congreso le apestó el último millaje acumulable al presidente frecuenta (casi 60 giras internacionales en el sexenio, a razón de una cada 36 días de "gobierno"), esos barones ­que también le sacaron hasta las tripas­ no se han tomado la molestia de salir en resguardo del aún inquilino de Los Pinos. La cercanía y los favores recibidos los obligarían, pero la congruencia es la congruencia: a rey muerto, rey puesto.

A estas alturas se extrañan aquellos espectaculares desplegados a plana completa, pagados por misteriosos grupos empresariales, que defendían "el cambio y la democracia en México", apoyaban al "Señor Presidente Vicente Fox" y denostaban al Congreso por impedir que el presidente frecuenta acumulara millaje, es decir, una situación exactamente igual a la que hoy se vive.

Como recordar es vivir (y no hay que olvidar que muchos de esos barones financiaron la campaña electoral del mini michoacano y la del miedo promovida en esos olvidadizos medios electrónicos) en abril de 2002 se publicó un desplegado en la prensa, por medio del cual 19 preocupados cuan democráticos "hombres de negocios" se pronunciaron: "reprobamos categóricamente la decisión tomada por los grupos parlamentarios del PRI, PRD y PVEM en el Senado de la República de negar el permiso al presidente Vicente Fox para llevar a cabo la visita de trabajo proyectada a Estados Unidos y Canadá, porque consideramos que se trata de una decisión sin sustento, facciosa y partidista, que antepone intereses individuales a los intereses de los mexicanos, y hace evidente la falta de seriedad y compromiso de algunos legisladores con quienes los eligieron... La cancelación de la agenda de actividades de nuestro primer mandatario (...) lesiona severa e innecesariamente nuestras relaciones con dos de nuestros principales socios comerciales, y priva a miles de mexicanos de manera absurda de una serie de beneficios y oportunidades... La actitud de los senadores que votaron en contra de la autorización frena el desarrollo de la política internacional del país y obstaculiza los esfuerzos del gobierno mexicano por mejorar las condiciones de vida de nuestros compatriotas que radican en Estados Unidos y Canadá. Hacemos un enérgico llamado al Senado de la República a superar toda actitud sectaria y reclamamos anteponer los intereses del país a los intereses de partido... ¡¡La democracia siempre exige responsabilidad!!"

Entre los abajo firmantes del desplegado aparecían los siempre demócratas Germán Larrea (Grupo México, Pasta de Conchos), Fernando Senderos Mestre (Grupo Desc), William Karma (Hidrosina y socio de Carlos Cabal Peniche), Gastón Azcárraga (Grupo hotelero Posadas y nuevo dueño de Mexicana de Aviación), José Antonio Fernández Carvajal (FEMSA), Eduardo Tricio Haro (Grupo Lala) y el inefable Claudio X. González, entre otros.

Y hoy, con el asunto de Australia, ni un democrático pío.

Las rebanadas del pastel:

¿Por qué será que cada vez con más frecuencia llaman "Vicente Calderón" al mini presidente electo, como ayer lo hizo CNN al referirse a su encuentro con Bush?

(cfvmx@yahoo.com.mx/ cfv@prodigy.net.mx)

!!Sufragio Efectivo no Imposición!!

Construyendo Puentes - Helioflores - El Universal

DESAFÍO - Rafael Loret de Mola

*Economía y Optimismo
*Acuerdos de Calderón
*Los Narcos Olvidados


El designado “presidente electo”, Felipe Calderón, quien ya se prepara para el divertido día de su asunción presidencial –así lo calificó él mismo-, se muestra de lo más tranquilo porque considera que el buen comportamiento de la macroeconomía le ofrecerá parabienes excepcionales desde el arranque de su función. Más todavía con la presencia de Agustín Cartens, el secretario de Hacienda en potencia –jamás antes se había hecho público un nombramiento de este calibre con tanta antelación-, uno de los hombres de mayor cercanía y confianza de Rodrigo Rato, el español que encabeza al Fondo Monetario Internacional. ¡La de “paellas” que habrán disfrutado juntos!
El optimismo de la derecha, apretado en el aval de uno de cada cinco empadronados y de sólo el 35 por ciento de los votantes que cumplieron con su deber cívico el pasado 2 de julio, se fundamenta, sobre todo, en los equilibrios financieros, las altas reservas monetarias, el control a la inflación y la amortización de la deuda externa del país como no había ocurrido antes. No se dice, en cambio, que la deuda interna creció con desmesura hasta situarse en 200 mil millones de dólares casi tres tantos de lo que representaban los empréstitos contraídos con acreedores del extranjero en septiembre de 1982, el año del mayor saqueo de divisas de nuestra historia y punta de arranque para las subsecuentes crisis económicas estructurales.

Valdría la pena desmenuzar algunas apreciaciones. No faltan quienes insistan en que la salud económica del país es tanta que podría incluso llegarse al caso de cubrir la deuda externa total, suprimiendo la asfixia de los intereses y aliviando a México de la mayor carga contra su desarrollo, sin que ello asfixiara al próximo régimen. De hecho, la administración foxista adelantó pagos, como no había ocurrido antes, para aligerar los lastres de los compromisos internacionales. Desde luego, pese a contar con excedentes provenientes de los ingresos petroleros –no se olvide este detalle obviamente perentorio y circunstancial-, no se atrevió a dar el paso histórico determinante, acaso porque la recuperación de la rectoría económica, que delinea buena parte de la soberanía nacional, no es prioritaria para quienes indican ruta y destino detrás de los grandes foros universales.

Cartens, desde luego, tiene estimables reconocimientos por sus inteligentes aplicaciones en la materia. Será, a no dudarlo, un buen contenedor de fugas y un hábil impulsor de equilibrios... en los términos macados por el FMI de donde procede. Y es esta característica, a no dudarlo, la que permite entender el contexto si bien, debemos subrayarlo, la estabilidad alcanzada no es definitiva ni tampoco puede endosarse a la habilidad del régimen foxista puesto que los correctivos vienen de más atrás de cuando, por ejemplo, los neoliberales priístas se apretaron el cinturón a costa de sacrificar la infraestructura nacional.

Desde luego, ante la visión de una economía observada con el optimismo ligero de los triunfalistas, es menester sopesar los riesgos que se avizoran, incluyendo los derivados de la descomposición política y la crecida de los grupos anarquistas que violentan y sitian a las ciudades aprovechando los vacíos de poder y la debilidad estructural de un gobierno en transición. Una perspectiva, por supuesto, muy distinta a la que enfrentó, hace seis años, el adalid de la primera alternancia que prometió un cambio estructural y se quedó en esbozo.

Debate
En la visión de los observadores del exterior, México se presenta como una de las naciones con mayores riesgos políticos a futuro. Los signos explosivos no son desconocidos ara nadie. Las imágenes de Oaxaca, las más repetidas en todos los medios informativos fuera de nuestras fronteras, exhiben a un gobierno incapaz de dialogar y además ineficaz para sostener el orden o instalarlo. Además, la respuesta foxista al sitio sobre la capital oaxaqueña fue visto como una lastimosa reacción a la indignada perorata del embajador estadounidense, Tony Garza, luego de que fuera acribillado y muerto el camarógrafo Bradley Will, a quien se señala ahora como un activista social de excepción.

¿Y cuál ha sido la versión del gobierno? Más se ha preocupado por insistir en que actuó sin presiones de por medio, alegando que el operativo ya estaba dispuesto antes de la muerte de Will, para rescatar, siempre con torpeza, parte de la extraviada dignidad. Sólo que han sido pocos, muy pocos, quienes han creído tal cuento que contrarresta la indignada reacción de diversas organizaciones universales por la represión oficial y las bajas causadas por la intervención de las policías y los paramilitares.

Fox pierde siempre. Cuando no intervenía por su tibieza y cobardía; cuando lo hizo por las consecuencias de reprimir perdidas las expectativas de diálogo. Y es que, sencillamente, no gobierna porque anda a salto de mata dde la mano de las circunstancias, obrando más por instinto y bajo presión que con verdadero sentido político y de estadista. Por ello, en cada episodio se le salen los controles de las manos. No sabe, no puede y, para colmo, está cansado. Por eso aduce que ya está listo para llenar de besos a su consorte acaso porque no ha tenido manera de hacerlo en los últimos días. ¿Nos condolemos?

Los resultados negativos son tremendos. El desorden, la violencia, la incapacidad de resolver controversias sin sangre de por medio, los repliegues policíacos, la incapacidad para amortizar las soliviantadas acciones del narcotráfico. En fin, un panorama que alerta a los mexicanos sobre un destino incierto. ¿Y si dentro no somos optimistas, qué puede esperarse que piensen los observadores del exterior dispuestos a calcular si el riesgo-nación puede amortizarse con las carreteras bloqueadas, las ciudades sitiadas y las vendettas entre mafias a la orden del día?
En fin, que no se entiende como está tan receptivo el señor Calderón ante augurios que no se complementan con los hechos y que, cada vez, parecen lisonjas de cortesía para no dejar tan solo al señor Calderón en su divertido día de asunción.

El Reto
Las dos grandes apuestas de Felipe son, desde luego, el éxito de la macroeconomía y para ello cuenta con las habilidades y contactos de Cartens; y también la paulatina privatización del sector energético, previas negociaciones con los chantajistas priístas que anidaron en las Cámaras y para eso cuenta con Juan Camilo Mouriño, el bisoño campechano cuya familia ha vivido gracias a sus importantes transacciones con las empresas petroleras del otro lado del Bravo. De allí sus acuerdos y su optimismo.
A la contra está, desde luego, el clima de incertidumbre por el avance de la anarquía y la pobre operatividad de un gobierno que parece maniatado, débil estructuralmente e incapaz de resolver las coyunturas planteadas. Y tal no se resuelve sólo con las buenas nuevas de la economía sino con verdadera estabilidad.
Sucede como en cuanto a la concepción de la riqueza: desde hace tiempo se considera a la especulación la reina del sector marginándose a la productividad, única fuente de verdadera riqueza sin amparo de papeles y apuestas bursátiles. Y así, claro, se pueden mantener los optimismos.

La Anécdota
En Ciudad Juárez la secuela de asesinatos de género, por supuesto deplorables pero no exclusivos de la región –en Castellón, España, por ejemplo, la incidencia es bastante mayor-, marginó de la atención mayor al poderoso “cartel” que ancló en esta urbe desde 1993. No se ha creado, siquiera, una fiscalía especial para enfrentar el auge de los capos.
Y en Oaxaca, la resistencia de los violentos y el clima de anarquía favorecen a quienes están reacomodándose territorialmente, entre ellos el famoso Pedro Díaz Parada, identificado como el jefe visible del nuevo “cartel” de moda.
¿Qué les dice lo anterior a los amables lectores?
- - - - - - - - - - - - -
Web: www.rafaelloretdemola.com

!!Sufragio Efectivo no Imposición!!