miércoles, noviembre 22, 2006

¿Gusta donar un peso al Teletón para enriquecer más a los hijos de Martha Sahagún?

Guadalupe Loaeza
Los hijos de mami

Mientras los "niños de Fox" continúan muriéndose de hambre y de frío en la calle, los mismos a los que les prometió justo hace seis años trabajo en su rancho de Guanajuato y una casa para dejar la calle; los "niños de Marta" siguen haciendo negocios, siguen enriqueciéndose y, lo que es peor de todo, siguen en la más absoluta impunidad. Sí, los hijastros del Presidente llegaron a Los Pinos, hace cinco años, como su mami, con una gran torta bajo el brazo; una torta hecha con puritita ambición y una gran dosis de prepotencia. De los tres, el mayor, es decir, el que tiene más sobrepeso, es el que siempre les ha dado más problemas a sus padres. "Para Manuel Bribiesca todo el mundo era 'un pendejo', lo mismo sus cuñados que sus amigos y, en general, toda la humanidad, toda menos él, claro. Sus conversaciones giraban en torno a los millones de dólares que ganaría con quién sabe qué negocios milagrosos y sobre los medios de comunicación, que hacían pesquisas sobre su repentina riqueza", escribe Anabel Hernández autora de un libro fundamental para comprender de qué manera se han enriquecido los niños de Marta, Fin de Fiesta en Los Pinos, Editorial Random House Mondadori. Entre más leía el libro más me azoraba de lo que descubría. Pero además de prepotente, el hijastro del Presidente, por quien según él, metería las manos al fuego como dijera en el noticiario de Univisión, resulta ser un muchacho no nada más ambicioso, como su mami, sino sumamente violento. Desde que era novio de su ahora ex mujer, Mónica Jurado Maycotte, sus compañeros de universidad afirman que más de una vez Mónica llegó a clases golpeada y que cada 15 minutos le hablaba por teléfono para saber qué estaba haciendo. "En una ocasión en que Mónica terminó con él, Manuel fue hasta el departamento donde ella vivía con sus hermanas y destrozó la puerta a patadas. Al otro día se presentó arrojándole dinero a Mónica. 'Allí tienen para su pinche puerta'", gritó el gordito con toda la fuerza de su machismo.

Ya desde el 1o. de diciembre del 2000, Manuel comenzaba a mostrar una cierta insaciabilidad respecto a los privilegios que la relación con su padrastro podrían beneficiarlo al haberse convertido en el presidente de la República. "Mi mamá es la que va a tener poder", exclamaba por todos lados este hijo tan visionario desde su ronco pecho aquella tarde del 30 de noviembre del 2000 en el lobby del hotel JW Marriott.

De este típico chistosito de la clase cuando iba al colegio, actual apostador de peleas de gallos, amante de coches último modelo, padre "desubicado" de tres niñas muy pequeñas, hijo de mami, hijastro de Presidente, viajero frecuente de aviones privados, hombre posesivo y terriblemente celoso, ya nos habíamos enterado gracias a los dos libros de Olga Wornat: La Jefa y Crónicas Malditas. En el primero, la autora nos informó del uso y abuso de los hijos de mami, en las casas presidenciales de San Miguel Allende, Acapulco y Cancún. Y en el segundo, detalla sus "reventones" y fiestas con mujeres y alcohol, las cuales duraban semanas. Como se sabe, la primera dama acusó a Wornat de difamadora y mentirosa y de escribir un panfleto y ensuciar la imagen de sus hijos. Pero ahora Anabel Hernández detalla aún más extensamente los mismos temas en su libro. Ahora los de Olga parecen como de Walt Disney. Por ejemplo, en la página 263, Hernández revela cómo los Bribiesca se hicieron de un cargamento de televisores de pantalla de plasma Sony por un valor de 115 millones de pesos. El informante es un gran conocedor del mundo de las aduanas y él fue el que le habló a Anabel de este cargamento espectacular supuestamente vendido: "A fines de 2004, afirman postores de la compra, se enteraron de que los Bribiesca Sahagún pusieron a remate once mil televisiones Sony de pantalla de plasma de 29 y 30 pulgadas y las venderían a quien les pagara el mejor precio y de contado. Presuntamente en primera instancia querían vendérselas a Wal Mart, pero los directivos no quisieron porque Sony no les daba garantía". Finalmente, los hijos de mami las remataron en 70 millones. "Todo era dinero directo para los Sahagún y Bribiesca Sahagún. Las reuniones de negociación se llevaban a cabo en el restaurante Vips de Camarones. Era un negocio que iba a quedar limpio, porque los televisores iban a salir facturados".

Aunque la mami de Manuel lo cree totalmente inocente, dice Hernández que las primeras conclusiones de las indagatorias de la Cámara de Diputados sobre sus negocios en el sexenio, presentadas el 30 de julio, han confirmado la presunta ilegalidad de éstos, en contubernio con instituciones de gobierno federal, principalmente el Instituto para la Protección al Ahorro Bancario, IPAB, lo que ha provocado un quebranto a la nación de más de 300 millones de pesos, no obstante Manuel Bribiesca ha mentido a la justicia. Por ejemplo, una de estas mentiras consistió en haberle jurado al juez que no tenía propiedades en el exterior, cuando nos enteramos -gracias a una investigación de nuestro periódico- de que tiene un departamento en Dallas. Todo el mundo sabe que mentir a la justicia es un delito grave, muy grave. Lo curioso es que Jesús González Schmall lo demandó penalmente por perjurio y la Procuraduría nunca ha citado a Bribiesca por este tema.

Por último, no podemos dejar de citar la entrevista que le hace Anabel a Mónica Jurado y en la cual confirma todo lo que ha aparecido en los libros tanto de Wornat como de Hernández. Escuchemos a la ex esposa de Manuel a quien al ver el cambio de tren de vida cuando estaba casada con Bribiesca, empezó a preocuparse y a preguntarse ¿de dónde venía el dinero? En tan sólo 4 años había acumulado bienes por más de 3.2 millones de dólares. Para colmo, después descubrió que no nada más había un problema de riqueza inexplicable: "Me enteré de que Manuel tenía otra mujer, y en el momento en que fui a hablar con él, a decirle que sabía de ella, él ya no regresó a casa. Me pidieron que me quedara para mantener la imagen social y para defender la imagen de Manuel, que seguía siendo un hombre de familia...". Ahora lo que más reclama Mónica es "su ausencia de la vida de sus hijas. Hoy ya no espero nada: lo único que pido es que si no se va a acercar por completo, que mejor nos deje seguir tranquilas, que ya no nos haga dar marcha atrás".

El 16 de noviembre, se publicó en el diario Milenio: "Trascendió que el sábado habrá gran fiesta en Los Pinos para agasajar a Manuel Bribiesca Sahagún. El primogénito de Marta Sahagún se casará por segunda vez a principios del próximo año. La boda será en Guanajuato, pero por lo visto su madre quiere despedirlo con honores presidenciales".

No, respecto a los hijos de mami, ya no hay marcha atrás..., no, ya no hay remedio...


Correo electrónico: gloaeza@yahoo.com

1 comentario:

Askinstoo dijo...

just thought I'd let you know a place where you can make some nice extra cash secret shopping.
I made over $900 last month having fun!
http://www.degree-programs-online.info/makingcash.html